Deadyard

  • Arte y diseño del nuevo disco "armageddon it" de el grupo musical Deadyard.

    De las entrañas de Barcelona, producto de una mala digestión de vino y rock’n’roll nacen cinco personajes. A cuál más gamberro, como cinco gremlins rociados en alcohol saliendo del alcantarillado dispuestos a poner patas arriba la ciudad. Ahora, más que actitud y declaración de intenciones, lo suyo son hechos consumados.

    Deadyard es la última muestra de energía rock con base punk salida de Barcelona. Formada por parte de la flor y nata de la escena rockera barcelonesa –y no nos referimos tan 
sólo a su pedigrí como músicos forjados en
 bandas como The Cannibal Queen, The Rippers o 
’77-, los componentes de Deadyard son esa clase de personajes que te puedes encontrar en cualquier sarao de la Ciudad Condal 
donde el rock’n’roll sea el protagonista. A mediados de 2017 publicaron su debut, formado por seis himnos de puño en alto, potentes, variados y directos, en los que destilan una querencia por sonidos de bandas como los añorados Muletrain, o tótems del género como Turbonegro o Hellacopters, aunque su abanico se presume más amplio. Tras ese subidón inicial Pablito Migraña (vocales), Carlos Santolobo (guitarra), Xavi Morell (guitarra), Marc Morell (batería) y Rau (bajo) se enfrentaban al siempre complicado reto del segundo disco. Allí donde se confirman las expectativas o todo queda en agua de borrajas. La hora de la verdad. El próximo 16 de enero se publicará «Armageddon it!»: nueve nuevos misiles tierra-aire capaces de hacer añicos los cimientos más sólidos y que, además, certifican un paso adelante como banda en todos los sentidos. Energía sin límites y una insultante facilidad para fabricar estribillos se dan la mano en composiciones regadas por la herencia del punk, el metal, el hardcore, el glam o la high energy, una fórmula conocida y mil veces utilizada con anterioridad pero que cobra nueva vida en sus manos.
  • Aquí os dejo ver como fue cogiendo forma y evolucionando el arte hasta llegar a su fase final.
    Como de costumbre, todo empieza en el bocetado del concepto y sigue con la creación del arte para finalmente terminar en la maquetación y producción del disco.
  • También me gustaría enseñaros el diseño interior del disco.
    Escogí hacer un fotocollage al estilo de los flyers punkrock, ya que creo que este rollo le iba genial a la banda. Para terminar, le metí un poquito de textura y la misma gama de color del artwork exterior para darle empaque todo el diseño en general del disco.
  • Y para terminar las camisetas inspiradas en el arte del disco que les hice para la gira.
    Nos vemos en Facebook o Instagram!